Marina Ponzi: “Escúchense, no se comparen y entiendan sus propios tiempos”

Marina Ponzi: “Escúchense, no se comparen y entiendan sus propios tiempos”
Fotos: son todas gentileza de Marina Ponzi.

Por Santiago Enesas Casanello

Empresilientes (emprendedores resilientes) en tiempos de cambios urgentes.
Entrevista a la inquieta y reflexiva fundadora de Ladies Brunch, la comunidad de emprendedoras más popular de Ibero-América, también creadora del She Festival, de la Buenos Aires Food Week y de la agencia Nopal.
¿Cómo vive la montaña rusa de la Pandemia?
¿Qué le aconseja a los emprendedores?¿En qué proyecto está trabajando?

Tiempos urgentes, de cambios a la velocidad de la luz, de reflejos frente a lo inesperado. Y de emprendedores que, como suele suceder en Argentina, saben adaptarse a lo que venga como pocos.
Marina Ponzi, una emprendedora inquieta y reflexiva en partes iguales. Fundadora de Ladies Brunch, la comunidad de emprendedoras mujeres más importante de Iberoamérica (con miles de miembros, presencia en varias ciudades y hasta embajadoras en distintos países), Marina fue la única argentina seleccionada en 2018 por Facebook para su programa global de liderazgo comunitario. Marina también es la creadora del muy convocante She Festival, de la agencia de comunicación Nopal y de la Buenos Aires Food Week.

Si tuvieras que describir tus emociones y pensamientos en estos dos meses que venimos viviendo de pandemia y encierro, desde las primeras semanas hasta ahora ¿Cómo lo harías?

Todo esto arrancó en marzo y yo venía con la energía muy arriba: acaba de terminar She Festival y pensaba que este año iba a ser increíble. ¡Si ya había arrancado así! Además tenía el primer evento de 2020 para la comunidad de Ladies Brunch. Ya había vendido todas las entradas, había seleccionado el restaurante donde se iba a realizar, incluso estaban listas las bebidas. A ese punto. Y a los tres días tuve que cancelarlo. Fue un bajón.

Y me empecé a preguntar: ¿y ahora que va a pasar si mi negocio tiene que ver con generar experiencias presenciales? Más allá de que tengo una comunidad online fuerte y con mucha interacción, siempre fui una gran defensora de las experiencias personales y presenciales.

En el escenario del She Festival lo explicité. Dije que eso era lo que amaba.
Y de repente fue como el mundo se me vino abajo. Las dos primeras semanas fueron muy complicadas. No sabia para donde ir. También tuve que cancelar la Buenos Aires Food Week que iba a ser en mayo. Perdí el 99% de mis fuentes de ingresos. Pero después pensé que – más allá de mis gustos y preferencias – iba a tener que replantearme un montón de cosas.

¿Y cómo lo ves ahora?

Lo que decidí después de dos semanas de bajón fue que iba a tener que pensar en ideas para generarme ingresos «en el mientras tanto» y por otro lado, pensar a largo plazo como iba a transformar mi negocio.

¿Eso tiene que ver con digitalizar a fondo todo el concepto y la propuesta de Ladies Brunch?

Con varias cosas. Hace muchos años que vengo construyendo comunidades y siempre quise ayudar a personas y empresas a construir comunidad. Y ahora empecé a ayudar a dos grandes compañías en ese sentido. Cuando algo se cae, surgen oportunidades nuevas. Si no hubiera tenido que frenar un poco, no hubiera tenido tiempo para hacerlo. Fue una linda sorpresa. Y en Ladies Brunch quiero cambiar sí, el modelo de negocios, hacia lo digital. Un modelo de membresías en el que las mujeres que sean parte de la comunidad, reciban beneficios y capacitaciones exclusivas por un fee mensual.

“Le diría a los emprendedores que se escuchen y entiendan sus propios tiempos. Tengo colegas que están a mil, y lanzaron treinta proyectos digitales. Yo no lo estoy haciendo aún. Estar encerrado ya de por sí es difícil, para tener que compararse y adaptarse a todo a full. Transiten este momento como se sientan más cómodos. Porque si no les va a provocar mucha ansiedad. Es bueno a veces un poco de calma”

¿Cuántas personas hay en su comunidad? ¿Miles no?

Sí. Si contamos a todas las seguidoras de las redes, son más de sesenta mil. Y si pienso en las comunidades más pequeñas, las de los distintos países, hay algunas de cuatro mil, otras de dos mil. Ya estamos en muchas ciudades.

Estás en contacto con las «embajadoras» de Ladies Brunch en distintos países ¿Cómo están viviendo ellas y las demás miembros de la comunidad esta situación?

En general, muchas de ellas lo ven como una oportunidad para enfocarse en temas que les interesan pero no tenían tan desarrollados. En nuestras comunidades, esta etapa tiene un tinte bastante positivo. Más allá de que todos sabemos que estamos en una situación complicada. Cuando conversamos lo que surge es mucho más la pregunta ¿Qué hacemos? que la queja o pensar insistentemente que estamos en el horno. Porque si pensás así no hay salida.

¡Bueno, los emprendedores tienden a ver la mitad llena del vaso y a no quedarse empantanados en la negatividad! Te quería preguntar si creés que para las mujeres emprenedoras esta situación es más desgastante que para los hombres, por otras responsabilidades que tal vez tengan que afrontar.

Puede ser. Pero depende mucho de la situación personal y familiar de cada una. Yo no tengo hijos así que no puedo decirte a ese nivel. Y depende de qué pareja tenés, si tenés una en la que las actividades se dividen mitad y mitad. También es cierto que cuando tenés hijos chicos, a esa edad suelen estar más con la madre, y es una mayor carga horaria. En mi caso tengo a mi novio y a mi perra y ese es mi nucleo familiar. Los dos trabajamos a full y nos dividimos todo. Ojálá siga así cuando tengamos hijos.

Si pudieras darles dos o tres consejos a los emprendedores en esta circunstancia tan desafiante ¿Cuáles serían?

Primero, que se sinceren mucho con sus números. Que entiendan sus ingresos y sus gastos. Ya seas más un free lance o que tengas tu empresa. Así podés saber tus rangos de acción. Después les aconsejaría que se animen a la tecnología. A digitalizar lo que hagan. Que prueben nuevas herramientas. Como Trelo, como Asana, como Canva. Son conocimientos que les van a servir cuando las cosas vuelvan a la normalidad. El tercer consejo es: escúchense y entiendan sus propios tiempos. Tengo colegas que están a mil, y lanzaron treinta proyectos digitales. Yo no lo estoy haciendo aún. Estar encerrado ya de por sí es difícil, para tener que compararse y adaptarse a todo a full. Transiten este momento como se sientan más cómodos. Porque si no les va a provocar mucha ansiedad. Es bueno a veces un poco de calma.

Por último, Marina ¿nos podés contar de proyectos que se te hayan ocurrido en estas semanas?

Sí, tienen que ver con esto justamente de asesorar a empresas en crear comunidades. Ahora es el momento. Y quiero ver cómo trabajar en cuanto a mi marca personal, armar una web. Pienso en muchos servicios que se que puedo dar muy bien, pero antes no era el momento de hacerlo. Todo esto es parte de lo que estoy analizando y transitando. Y donde tengo mi foco ahora.

(C) malevamag.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *