Comienza a solucionarse el problema del transporte que amenazaba desabastecer a Centroamérica

Comienza a solucionarse el problema del transporte que amenazaba desabastecer a Centroamérica

Costa Rica comenzó hoy a solucionar la situación del transporte terrestre de mercaderías en Centroamérica, tras haber impedido la entrada de camiones a su territorio, con un acuerdo binacional con Panamá y la presentación de una propuesta al sector privado y los gobiernos del resto de la región.

La ministra de Comercio Exterior costarricense, Dyalá Jiménez, anunció hoy que enviaría “en las próximas horas” a gobiernos y privados de los países de la región una propuesta elaborada con empresarios locales, de la que no dio detalles y con la que esperaba hallar el “balance” entre “el resguardo sanitario y el flujo de comercio que no puede parar”.

Panamá fue el primero en anunciar, en un comunicado de su cancillería, que había alcanzado “un acuerdo binacional que permite el traslado de transportistas panameños en el territorio costarricense”, según la agencia de noticias EFE.

El gobierno de Costa Rica restringió el acceso a su territorio de transportistas extranjeros después de detectar 50 casos de coronavirus en camioneros en las dos semanas anteriores.

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica y El Caribe (Fecaexca) advirtió ayer que esa decisión puede provocar desabastecimiento en la región y aseguró que sólo del lado nicaragüense de la frontera con Costa Rica había varados cerca de 1.000 camiones procedentes de seis países centroamericanos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Costa Rica contabilizaba hoy 882 casos confirmados de coronavirus y 10 muertes por la enfermedad.

En tanto, Panamá -el segundo país centroamericano más afectado por la pandemia- reportó esta noche 9.977 contagios y 287 defunciones.

En la República Dominicana, el país con más contagios y muertes en la región, se reanudó la actividad en los comercios pequeños, con filas de clientes a sus puertas, y volvió a funcionar el subte de la capital, Santo Domingo -con controles de acceso, medidas especiales de higiene y pocos pasajeros-, después de dos meses.

Tras comenzar hoy el plan de salida gradual de la cuarentena, que se realizará en cuatro fases de al menos dos semanas cada una, el gobierno informó esta noche que la cantidad de casos confirmados de coronavirus había aumentado a 13.477 y la de fallecidos por la enfermedad, a 446.

Mientras tanto, varios de los pequeños territorios del Caribe comenzaron a retomar de a poco sus actividades, con la apertura de algunos sectores económicos y de las playas.

En las islas Caimán -que registraban 111 contagios y una muerte por coronavirus- se habilitaron por primera vez las playas, cuyo acceso había quedado prohibido a principios de abril.

En Jamaica, que contabilizaba 520 contagios y nueve muertes y por segundo día consecutivo no registró nuevos positivos ni decesos, comenzaron a funcionar hoy los bares, con medidas sanitarias excepcionales.

Asimismo, en Bermudas, que reportó 125 casos confirmados y nueve muertos, el primer ministro, David Burt, anunció que el lunes próximo podrán reabrir las peluquerías y los salones de belleza y sólo con citas programadas y espaciadas, en la segunda fase de salida de la cuarentena.

(Télam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *